Ikigall

Ikigall

Ikigall
8,95€ ID3
3.5 / 5

25 opiniones

“Ikigall es un vino que combina a la perfección las variedades mediterráneas del Penedès, con la estructura del Xarel·lo y los perfumes de la Malvasía y el Moscatel.”

Prueba a encontrar lo siguientes aromas:

Hinojo
Hinojo
Melocotón
Melocotón
Productor:
Gallina de Piel
Denominación:
D.O. Penedès
País:
España
Añada:
2018
Variedad:
85% Xarel·lo, 10% Malvasía de Sitges, 5% Moscatel
Volumen:
0.75L
ID3

El blanco de nuestra línea precio-placer es un vino desenfadado pero serio al mismo tiempo. La nariz es floral, cítrica y afrutada, conducida por las variedades Malvasía de Sitges y Moscatel de grano gordo, aromático y embaucador. En boca el protagonismo lo adquiere el Xarel.lo, auténtica “rock star” de la zona del Penedès, trabajado 4 meses en lías finas. Cítrico, fresco y salino, de textura ágil y gran viveza, en retronasal aparecen las hierbas mediterráneas y el perfume del hinojo. Ideal para disfrutar a copas, en cualquier tentempié o con cocina fría. Inspirado en el concepto japonés “Ikigai” (el significado de la vida) y haciendo un juego de palabras junto al conocido gallo del Penedès, Ikigall es una buena excusa para darle placer a tu vida!


Las uvas Xarel·lo provienen de cepas del Penedès plantadas 1973 sobre suelos franco-limosos y arenosos, trabajados en ecológico. El mosto se macera con las pieles durante 5h antes de la fermentación, que tiene lugar a baja temperatura en tanques de acero inoxidable. Posteriormente permanecen en los mismos depósitos durante 4 meses en contacto con sus lías.

Un vino blanco con una base de Xarel·lo que aporta acidez y vivacidad, y que acompaña perfectamente a un pescado graso como el bacalao. Y con una parte de Malvasía y Moscatel que aportan intensos aromas afrutados, por lo que, cocinando el Bacalao con una muselina de manzana y miel, encontraremos una buena sintonía aromática.

David Seijas es un sommelier de dilatada y reconocida trayectoria, que ejerció su oficio durante años en el restaurante El Bulli. En el año 2017 decidió crear una línea de vinos que reflejaran a través de experiencias y vivencias personales, territorios y lugares especiales. Para ello colabora con grandes productores de vinos en las diferentes zonas vinícolas en las que elabora sus vinos.

David Seijas: “…yo lo que quería era mantener vivo el espíritu de Juli Soler y de la parte líquida de El Bulli. Había aprendido a saber lo que gustaba a los comensales y quería hacer un vino con la visión del sumiller que sabe adaptarse a esos gustos. “

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar nuestra web y nuestros servicios, personalizando la experiencia de usuario y permitiendo compartir contenidos en redes sociales. Si sigues navegando en esta web, aceptas su uso. Puedes obtener más información aquí.
x