Oler a tierra

Oler a tierra

¿A qué sabe la tierra? La experiencia de este mes nos lo va a demostrar. Dos vinos que hablan de sus raíces, la tierra donde han crecido.

Valor real
22,50€
Precio socios
19,99€

Esta experiencia incluye

Montenegro

Montenegro

  • Tinto
  • Vinyes i Vins Ca Sa Padrina
  • D.O. Binissalem-Mallorca
  • España
  • 2013
  • Mantonegro, Merlot, Cabernet Sauvignon, Syrah i Callet
  • 0.75l
  • Tintos maduros
Raúl Igual

Es un vino muy goloso, con cuerpo, contundente, pero también muy agradable. Tiene mucha personalidad, con toques licorosos y terrosos. El paso por boca es jugosísimo. Tiene ciertas imperfecciones que lo hacen muy interesante (su carácter terroso).

– Raúl Igual

Apuntes gastronómicos

Los vinos de tendencia terrosa, y éste lo es, van muy bien con productos campestres y ligados a la tierra: tubérculos, setas y hierbas mediterráneas son especialmente adecuados. Una propuesta que nos parece ideal es probarlo con unas carrilleras de cerdo con salsa de tubérculo.

Disfruta al máximo

Montenegro es un vino que puede parecer más robusto, más imperfecto, pero te va a seducir por sus claros aromas a tierra. Aprovecha para recordar esta variedad, la Mantonegro, autóctona de Mallorca. Difícilmente la vas a encontrar en otra parte. Este vino es de los que va a ganar con un buen oxigenado, por lo tanto aconsejamos decantar.

Torremilanos Crianza

Torremilanos Crianza

  • Tinto
  • Finca Torremilanos
  • D.O. Ribera del Duero
  • España
  • 2010
  • Tempranillo, Cabernet Sauvignon
  • 0.75l
  • Tintos maduros
Cristina Alcalá

Este vino es un gran clásico de Ribera pero con una muy buena concentración de fruta. Así que gustará indistintamente a muchas generaciones. La proyección de esta bodega en los últimos 10 años es fantástica. Es un Ribera muy fino y profundo. Delicado y con textura terrosa. Muy agradable de beber, está afinadísimo. No es el estereotipo de Ribera.

– Cristina Alcalá

Apuntes gastronómicos

Los vinos tintos de Ribera por su rugosidad y tanino combinan con los platos de tendencia grasa. Los aromas también conjugan con los tostados propios de cocciones al horno y leña. El plato típico que además elaboran de manera magistral en el restaurante de la bodega es el simple pero sabroso cordero asado a la leña o unas alubias blancas con morcilla de Aranda y cebolla.

Disfruta al máximo

Si no recuerdas como huele la tierra es momento de ir a buscar una maceta, echarle agua y oler. ¡Ahora sí! Una vez memorizado este aroma es el momento de abrir las botellas. Torremilanos guárdalo para aquellos a los que les gusten los vinos clásicos y suaves. Os dará placer desde la primera copa o sea que no hace falta decantar.

Y esto es solo el principio. Aprende más sobre esta experiencia con la ficha didáctica que encontrarás en tu caja.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar nuestra web y nuestros servicios, personalizando la experiencia de usuario y permitiendo compartir contenidos en redes sociales. Si sigues navegando en esta web, aceptas su uso. Puedes obtener más información aquí.
x